Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Es increíble la cantidad de corrupción que se vive en Colombia, tanto así que en el caso de los comedores de la guajira, se investigó que los subsidios de comida para los niños no se repartía adecuadamente, puesto a que les daban la comida en los platos y tomaban respectivas fotos para evidenciar que los recursos asignados estaban bien distribuidos, y luego de tomar la evidencia, les quitaban el plato para servirles en las manos lo que pudiera alcanzar, sabiendo que era el único alimento al día que recibirían estos niños.

Ahora bien los fondos ahorrados se desviaban con el objeto de más corrupción por parte de los usuarios de la alcaldía.

En otro punto de vista se encuentra el cartel de los pañales, que fue una estrategia política monopolística, en donde el grupo de empresas rompieron con las políticas de entablar conversaciones estratégicas de oligopolios, y se llegó a un acuerdo de precio y cantidad ofertada y con ello los más perjudicados son como tal la comunidad, ya que su demanda es inelástica, es decir, que aunque suba el precio del bien es necesario comprarlo.

Teniendo en cuenta cómo funcionan las empresas cuando se unen para lograr su máximo beneficio dentro del mercado, y de como afectan a millones de familias colombianas que necesitan de ellas para su día a día, se puede decir que el cartel de los pañales es una vergüenza, no consideraron a las madres cabezas de hogar que ganan muy poco y tienen bebés los cuales tienen necesidades sanitarias.

Estos actos de corrupción se reflejan no sólo en los sectores públicos sino que también en los privados.

Compartir este post

Repost 0